POST-COMPETICIÓN

El objetivo es prevenir problemas posteriores a la práctica del deporte.
En esta fase de la competición el masaje será corto, lento y profundo y es muy importante tanto el momento de realización como las técnicas manipulativas empleadas.
Esto es así debido a la extrema fragilidad y sensibilidad de las fibras musculares después de la sobresolicitación que existe cuando se hacen deportes de intensidiad.
Así, se debe realizar el masaje después de la recuperación de una frecuencia respiratoria y cardíaca normales y tras realizar los ejercicios de estiramiento indicados.

Objetivos:

  • Suprimir posibles espasmos musculares
  • Eliminar metabolitos de desecho
  • Relajar la musculatura del deportista
  • Recuperar la tonicidad muscular y oxigenación